Aravid

Tutoriales, Gamer Sense, opinión y más

Trabajo en grupo – Parte I

Hoy quería hablar un poco sobre el trabajo en grupo, mis experiencias, por qué es importante y lo mal que nos han preparado para esto, y no precisamente en este orden.

Y es que la preparación que he recibido (hablo en mi caso, pero seguro que más de una persona se sentirá identificada) para trabajar en grupo ha sido, en el mejor de los casos, inexistente, digo en el mejor de los casos, porque si ha existido, lo más probable es que haya conseguido un sentimiento de rechazo brutal que te incita a escapar de él a la velocidad de la luz. Yo me incluía en este grupo, porque por experiencias pasadas, mi opinión del trabajo en grupo era tremendamente negativa y me había llevado a que durante la carrera, si se pedía un trabajo de estas características, aunque tuviera que realizar esfuerzos adicionales, intentar siempre realizarlo yo solo.

Aunque trabajar en grupo tiene sus cosas buenas, que comentaré más adelante, voy a comenzar con las cosas que consiguieron que me alejara de esta forma de trabajo durante tanto tiempo, hasta casi la actualidad, en la que he visto que no hay otra manera de conseguir realizar el desarrollo de un videojuego sin hipotecar tu vida. Existen casos de juegos excelentes realizados así, pero la inversión de tiempo ha sido realmente alta. Por poner un ejemplo, el tiempo de desarrollo de Braid fue de tres años.

Antes de desviarnos más, voy a hablar de los problemas que he encontrado en los trabajos en grupo, una vez más, en mi propia experiencia. Sobre todo, hablaré de este último desarrollo que he realizado, que ha sido el más grande y al que más tiempo he dedicado:

Comunicación: La comunicación en un grupo es un aspecto que tiene un coste asociado, de hecho, uno asombrosamente alto y que no te imaginas hasta que te sumerges en un proyecto real. Al igual que en los juegos hay ciertos atributos especiales que el jugador desconoce, pero afectan a todo, en las comunicaciones entre un grupo yo diría que existe un valor oculto que llamaré tasa de sincronía, que afecta a estos costes. Digamos que si entre los miembros del grupo hay una buena tasa de sincronía, puede reducirse ligeramente este coste de comunicación. Si vas a realizar un primer proyecto, lo más recomendable es buscar gente con la que tengas una buena tasa de sincronía. Lo peor es que no hay manera objetiva de manejar esto.

Democracia: Este siempre ha sido un aspecto que no he comprendido, quizá es que nadie quiere hacerse cargo del trabajo y así la responsabilidad se diluye en el grupo, otra razón que se me ocurre es que a nadie le gusta que le den órdenes, entonces, si eres el primero en sugerir lo que viene a continuación, pues remarcas su interés en no ser controlado.

El caso es que se comienza el proyecto y siempre hay una voz que dice “¡Vamos a votarlo TODO!”, una voz que debe de pensar que la democracia es el mejor invento del mundo, y que si todos votan sobre todo eso hará que la gente que votó por la opción que no salió seleccionada se sienta mejor. El principal problema con votar todo es que los costes asociados a la comunicación, que ya son bastante caros en un grupo, son elevados exponencialmente. Otro detalle importante es la coherencia, algo que se destruye si todo se vota y no hay una figura que se encargue de mantenerla a lo largo del desarrollo.

Interés: Este es un factor crítico y que es muy difícil de mantener a lo largo de un desarrollo. Como un miembro se desmotive, te saldrá con excusas, cada vez menos elaboradas (al principio suele ser realmente creativo para la creación de esas excusas) para trabajar menos o nada, porque no le gusta el rumbo que ha tomado el proyecto.

El que un miembro deje de ser productivo puede ser una bomba que destruya toda la planificación y la división de tareas, y en el peor de los casos puede tener salidas estrambóticas, como decir que abandona el grupo y dejar el proyecto temblando.

Posesión de la verdad absoluta: Este es el tipo de personas que más odio en un grupo. Como te caiga un elemento de éstos, estás jodido.

Una vez he mandado el mensaje alarmista, hablemos de ello. Las “estrellas del rock” (como me gusta llamarlos) son un tipo especial de gente que siempre cree estar en posesión de la verdad absoluta y que su opinión siempre es la mejor. Suele venir acompañado de no pegar un palo al agua porque ya te han iluminado con su sabiduría, así que consideran que ya es suficiente. Si realmente eres bueno, puede permitirse esta actitud, pero entonces, creo que no estás hecho para el trabajo en grupo.

Y ahora voy a compartir una pequeña cita de la página ¡Tenía que decirlo!:

Estudiantes, tenía que decir que en cualquier trabajo en grupo, siempre llega un momento en el que deseas asesinar al resto de compañeros, por bien que te caigan. Y si no te ha pasado, eso sólo quiere decir que alguien te quiere matar a ti. TQD

Es totalmente cierto. Aunque conozcas de toda la vida a los compañeros para la realización del proyecto, en algún momento vas a desear verlos muertos. Es normal, así que tranquilos, no estáis solos.

Pero no todo es malo en los grupos, algo bueno tiene que tener, pero viendo la longitud del artículo, voy a dejarlo para la próxima entrega.

Anuncios

2 Respuestas a “Trabajo en grupo – Parte I

  1. vladek agosto 22, 2012 en 8:49 am

    Motalos motalos a todos XDD

  2. vladek agosto 29, 2012 en 10:33 pm

    Para cuando la entrada con los pros???

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: