Aravid

Tutoriales, Gamer Sense, opinión y más

Archivos mensuales: septiembre 2012

Game Testing

Hoy voy a hablar del Game Testing, que es parte de un desarrollo, aunque se pueda pensar que es un proceso que se lleva a cabo después, una vez éste ha terminado. Bueno, no es del todo cierto, no voy a hablar del Game Testing, sino de una pequeña reflexión sobre el Game Testing en un juego concreto.

Y sobre todo, ¿por qué esto? Por el Rainbow Islands de Master System, que volvió a mi mente hace poco, y estuve pensando, ¿cómo era posible que un juego saliera con un Hindenbug y nadie se diera cuenta?

Portada de uno de los traumas de mi infancia. Eso de Rounds 8 no me lo creo…

Antes de nada, creo que hay que hablar de qué es un Hindenbug, y cuál es el de este juego. Hace poco llegué a un artículo en el que se hablaba de jerga creada por desarrolladores llamado New Programming Jargon, y en el punto 17 dice, con ciertas libertades en la traducción, que un Hindenbug es un bug catastrófico que destruye todo lo que se le pase por delante. Exactamente el bug en este juego no destruye datos, pero sí es lo bastante catastrófico como para merecer este calificativo. Y es que el juego no se puede terminar.

No voy a aburrir a nadie hablando del Rainbow Islands, es un juego que todo el mundo debería conocer, y si no lo conoce, ya va siendo hora. El caso es que en cada uno de los 7 mundos que forman el juego, se pueden adquirir 7 diamantes pequeños de colores para que al eliminar el jefe de dicho mundo, se nos entregue un diamante gigante. Al terminar el juego con los 7 diamantes gigantes, accedemos al mundo 8, y si no los tienes, ves el final “malo” por llamarlo de alguna manera. Lo gracioso es cuando eliminas al último jefe con todos los diamantes, con ganas de ver el último mundo, el mundo secreto al que sólo llegan los elegidos y después de una pequeña secuencia de imágenes que nos habla de ese mundo… el juego se reinicia. Sí, habéis leído bien, el juego se reinicia por las buenas. Pulsar cualquier tecla reinicia el juego y el enorme Hindenbug que sobrevuela los mundos estalla en llamas y arrasa con todo.

Ahora es fácil, vas a internet y preguntas al Sr.Google qué pasa con el juego, pero cuando tienes 6 ó 7 años y ocurre eso, no hay nada que hacer. Me acuerdo que hasta llevamos el juego a la tienda a decir que si nos podían dar otro, que ese parecía que estaba estropeado, con la esperanza de que eso cambiaría algo. Pero nada, aún tengo en la memoria los días jugando, haciendo pruebas y buscando posibles caminos ocultos, porque no entendía inglés y no sabía si me decían algo importante. De hecho, durante mucho tiempo estuve convencido de que el sexto diamante gigante era falso, y tenía que encontrarlo en otro lugar, ni me acuerdo de dónde salió eso.

Mi pregunta clave es ¿este juego lo ha probado alguien? Quiero decir, no estamos hablando de algún bug extremadamente extraño o difícil de conseguir. Es un bug que ocurre al jugar el juego una vez. La verdad, es que a día de hoy, aún no salgo de mi asombro ante esto.

Que maravillosa era la época de los cielos azules…

Ahora que conozco algo más el proceso de Game Testing, entiendo que hay que dar una prioridad a los bugs para ser atendidos, porque hay bugs más graves que otros. Pero que un juego se reinicie al llegar a cierto punto es uno de los más graves, y más si no tienes la posibilidad de arreglar errores una vez el juego ha sido vendido, como ocurría en los juegos antes.

En la actualidad, todo este tema es distinto, nuestras consolas están permanentemente conectadas a internet, y en cuanto se encuentra un bug, éste suele ser reparado con rapidez y llega a nuestras consolas casi de forma transparente, y esto es realmente bueno, pero algunas desarrolladoras malvadas se aprovechan de estas facilidades para sacar un juego a medias, o con un tiempo de testeo mínimo porque el plazo se les echa encima, pensando que todo se puede arreglar con un parche. Pero no, la confianza del consumidor no se arregla tan fácilmente, además que eso conlleva un coste, una actualización en una plataforma online se paga.

Antes de lanzarse a insultar a aquellas desarrolladoras que tienen un parche el día de lanzamiento, hay que tener en cuenta que un juego empieza a producirse en masa para su venta casi dos meses antes, si no más, eso da mucho tiempo para seguir trabajando pero todo ese trabajo no puede ser incluido. Entonces todos esos cambios y arreglos se empaquetan en un parche y se distribuye para que llegue a nosotros y nos permita jugar felices el primer día. Tiene su parte mala, como que cuando llegas a tu casa con el juego lo que quieres es jugar y no bajarte una actualización enorme, pero lo hacen por nuestro bien.

Esto no sirve para excusar a nadie, pero creo que era una aclaración que merecía figurar aquí.

Trabajo en grupo – Parte II

Continuando desde el artículo anterior de esta saga de Trabajo en grupo, toca hablar de las ventajas que tiene la realización de un proyecto en grupo. Algunas tiene, de verdad.

Y podría no parecer que las alegrías compensan a las penas de un trabajo así, porque en la primera parte, mi odio interior afloró, pero es que tratar con gente (what a bunch of bastards) no es fácil, y menos si en tu carrera, lo más parecido a un compañero de trabajo es cuadrado, te comunicas con él con teclado y ratón y lo puedes apagar si te molesta en exceso.

Uso de plataformas de trabajo colaborativo: No es una ventaja inherente al trabajo en grupo, porque se puede realizar un proyecto sin ellas, pero está bien que el grupo se obligue a utilizarlas. Muchas son las ventajas de estas herramientas, pero yo destacaría sobre las demás un control de versiones y un gestor de tareas, para saber en todo momento qué tareas tiene cada miembro del grupo asignadas y el tiempo que ha invertido en ellas (aunque en el momento de creación de la misma, se puede introducir una estimación del tiempo que consumirá). Esto servirá para más adelante estimar mejor los tiempos y poder realizar una planificación más exacta.

Reducción de tiempos de desarrollo: A más gente, más personas aporreando teclados, dibujando bocetos, modelando mallas y esas cosas que hacen falta para que un proyecto (un juego en este caso) se complete. Más manos no siempre significa ser más eficientes, porque dos personas no trabajan el doble, recordar que hay unos costes de comunicación asociados, que reducen la eficiencia del grupo, o puede que tu trabajo dependa de un trabajo previo de otra persona, por ejemplo.

Lo que para ti es un marrón irrealizable, para otro puede no serlo: Bajo este nombre tan estrambótico, reside la idea de que en un grupo, los conocimientos disponibles son siempre mayores que si uno trabaja solo, es por eso que si tienes que realizar algo que no sabes hacer, puede que alguien disponga de información útil que te ayude, o realizar un pequeño ajuste en la planificación para que esa tarea pueda realizarse con una inversión de tiempo menor y más eficazmente por otro.

Aprendizaje: Lo bueno de ser varios, es que, casi de forma transparente, se aprende de los otros miembros al igual que los otros miembros pueden aprender de ti. En un grupo, el conocimiento fluye y todos pueden aprovecharse de esto. Hay que tener cuidado porque hay personas que son muy recelosas de sus “descubrimientos” lo que hace que el conocimiento se detenga en seco y ese tiempo que ha dedicado en I+D para la finalización de esa tarea no se difunda al resto de miembros, lo que yo considero que es una pérdida.

Es como se trabaja: Nos guste o no, todos los proyectos del mundo real se hacen así. Esto no es una ventaja, pero sí una advertencia. Hay que cambiar el chip y aceptar que esto es nuestro futuro.

Estas son las ventajas que yo enumeraría sobre el trabajo en grupo. Seguro que hay muchas más, de hecho, si se hace una rápida búsqueda por Google, encontraremos largas listas de ventajas, pero yo hablo desde mi experiencia y punto de vista, y estas son las ventajas que yo he visto. Seguramente con el tiempo y más desarrollos en grupo, encuentre más ventajas, pero aún tengo mucho que aprender.

Seguro que dentro de un tiempo, cuando revise este artículo, me de cuenta de lo equivocado que estaba enumerando tan pocas ventajas y haciendo tanto hincapié en las desventajas de un grupo, aunque estoy intentando cambiar.