Aravid

Tutoriales, Gamer Sense, opinión y más

Archivos por Etiqueta: Wild Arms

Gamer sense: Wild Arms

Hace no mucho fui recriminado por no haber visto el anime de Great Teacher Onizuka (GTO en adelante). El caso es que un día o dos antes había empezado a jugar al Wild Arms. Lo más gracioso es que tras unos pocos capítulos, descubro que Onizuka estaba jugando al Wild Arms también, lo que me pareció una señal divina de que tenía que seguir jugándolo y terminarlo.

No hace mucho que lo terminé y no me ha costado precisamente poco. Varias son las razones que han hecho que tardara bastante, algunas llegaron acompañadas de una activación de mi Gamer Sense, y otras no. Voy a hacer un breve repaso de las que lo activaron para justificar el nombre de este artículo, y la serie de artículos que se llaman igual que éste.

Correr es horrible. Y es algo habitual en los RPGs, en los que uno no se mueve precisamente poco. Innumerables mazmorras, ciudades, el mapa del mundo, etc. Además de que hay mucho que recorrer, también deberemos de investigar bastante y hablar con mucha gente (detalle que será ampliamente explicado en otro apartado).

Voy a explicar cómo funciona el correr para que se entienda mi frustración. Con la cruceta uno se mueve caminando, como es habitual, y se queda mirando en la dirección en la que hizo el último movimiento. Normal hasta aquí. Para empezar a correr pulsamos X y lo mantenemos presionado, pero en vez de correr directamente, empieza a mover los pies cómicamente mientras está quieto, como en los dibujos animados para unos momentos después, empezar a correr en la dirección en la que estaba encarado.

El hecho de que tarde bastante en empezar a correr ya es bastante malo de por sí, si no fuera porque viene acompañado de más cosas. El personaje corre en la dirección en la que estaba encarado y no puedes cambiar de dirección a menos que sueltes X, con la cruceta selecciones otra dirección y vuelvas a mantener X. El caso es que al soltar X la inercia te lleva un rato más en la dirección, así que si haces un cambio de dirección, tienes que contar con ese deslizamiento a la hora de hacer los giros.

Wild Arms Correr

Aquí podemos ver como corriendo, nos golpeamos contra el caballo y rebotamos.

Por último, pero no por ello menos importante, el remate total a la hora de correr. Si mientras corres te pegas contra un objeto sólido, ¡te estampas! Te detienes en seco, rebotas contra la pared y hay una animación para dramatizar tu fallo a la hora de manejar a tu personaje. Algo que no es difícil porque a la hora de hacer los giros, como he comentado antes, tienes que contar con la inercia que llevas. Por lo menos, no te haces daño, lo que sería el remate total, ¿verdad LBA?

Después de tanto odio por mi parte al asunto de correr, que no me negaréis que tiene su miga, viene algo que no sabría cómo catalogar. Mi Gamer Sense me dijo que había algo, pero no soy capaz de catalogarlo, y es el funcionamiento de la magia.

Explicación de la magia para que cada uno pueda sacar sus conclusiones. La primera división de magia es en blanca y negra. Una vez hemos seleccionado si es blanca o negra, tendremos una tabla de 4×4 en los que se cruzan los distintos elementos que se disponen, por lo que cada hechizo está formado por dos elementos (el orden es importante) por lo que tenemos 16 hechizos blancos y 16 hechizos negros.

WAmagic

Escaneo del manual de instrucciones con la magia de nivel básico

Para almacenar cada hechizo, debemos de disponer de un emblema sin utilizar, que se encuentra a lo largo de la aventura. Una vez disponemos de emblemas (empezamos el juego con dos) debemos ir a una ciudad del gremio de magia, donde un mago nos dice si queremos crear magia, renombrar un hechizo o disolver un hechizo.

Lo que me desconcierta un poco es, que directamente desde el principio, tenemos acceso a 32 hechizos distintos, y en ningún caso son permanentes, porque al disolver un hechizo recuperamos el emblema utilizado y todo esto por coste 0. No nos cuesta nada crear un hechizo o disolverlo.

No sé exactamente qué pensar. Desde el comienzo tenemos acceso a la mitad de todos los conjuros del juego, porque más adelante, se llegan a los gremios avanzados, que usando los mismos emblemas (por lo que nada te impide disolver todos los conjuros que llevas encima para crear magia avanzada) y el mismo sistema de creación de hechizos, tenemos versiones más potentes de los mismos hechizos y otros que cambian.

Quizá es que siempre que he jugado a RPGs, me han acostumbrado a obtener los conjuros poco a poco, incitando a probar ese nuevo conjuro, probándolos todos, buscando una utilidad y la mejor manera de aprovecharlos. Eso sin mencionar que al principio, nunca se dispone del conjuro que reanima a un compañero caído en combate, pero aquí lo tienes desde el inicio. ¿Qué será de los mercaderes que viven de las colas / plumas de fénix? Yo os digo, que morirán de hambre. Pero en un RPG ese problema nunca es permanente.

Lo que me lleva a otras preguntas más rocambolescas: con el poco uso que tienen los objetos recuperativos, ¿saldría más barato esperar a morir por inanición y luego utilizar un objeto de éstos? Con el poco mercado que tienen, seguro que sus precios están por los suelos. ¿O quizá los PV que aparecen representan el aguante, y realmente uno no muere, simplemente están exhaustos de forma temporal? En ese caso, los objetos no resucitarían, y la idea anterior carecería de valor. Pero de rebote explicaría por qué Aerith puede recuperarse en combates, pero morir en cutscenes. Cambio de tema que esto se me va de las manos.

Recogida de información aleatoria. Bajo este nombre tan chulo está una premisa de los RPGs de antes. No de todos, pero lo he visto en juegos antiguos principalmente, en casi ninguno moderno. Es el caso de la recogida de información que no se te suministra explícitamente para el avance del juego.

Es una norma no escrita el hecho de que al llegar una ciudad, siempre se de una vuelta completa y se hable con todos los PNJs que en ella habitan para obtener información. El problema es que esto no es obligatorio y podría llevar a ciertos problemas si esta información que nos debe de ser transmitida es vital para continuar.

Wild Arms Gemini

Aquí tenemos las imágenes que ilustran el ejemplo de abajo.

Voy a poner un ejemplo real para intentar explicar mi punto de vista. En un punto del juego, se deben de conseguir dos objetos, por lo que se hacen dos grupos, el del jugador, y uno controlado por PNJs para la recogida de objetos. Cuando volvemos con nuestro objeto, descubrimos que el barco en el que viajaba el otro grupo naufragó y se perdió irremediablemente el objeto. Es ahora cuando la persona que había solicitado los objetos dice que si no están los dos, no puede hacer las modificaciones necesarias en la nave, y que hay que buscar otra manera de avanzar, en ese instante recuperas el control y… nada más. Ahí estás, sin objetivo, sin información, sin ayuda. Nada.

¡Y lo peor es que te dice que hay que encontrar otra manera de avanzar! Desconcierto total.

Entonces es cuando uno se tiene que acordar (si es que hemos hablado con el aldeano que comparte esa información) que la ciudad que se llama Cementerio de barcos se llama así porque todos los restos de los barcos que naufragan en el mar interior, terminan en las costas de esta ciudad.

Wild Arms Yard

Aquí observamos como el aldeano en cuestión nos informa del sobrenombre de la ciudad y el porqué del mismo

Ccomo esta situación, se dan varias a lo largo del juego. Yo entiendo que este juego tiene un tiempo, el diseño de los RPGs ha cambiado y antes se podría llevar ese factor exploración de hablar con todos para obtener pistas para seguir en el juego. Tampoco quiero decir que los juegos que te llevan de la manita a todos los sitios son el camino a seguir, pero seguro que existe un punto intermedio a estos dos extremos.

Y por último, que la cosa se está haciendo larga, la traducción del juego. La traducción tiene bichos, y esas son las palabras más suaves que puedo dedicarle, porque entre frases inconexas y las que no se pueden entender, hacen que sea imposible comprender el juego (yo después de recuperar el arquetípico objeto que lleva la princesa que quiere buscar aventuras por los malos, que quieren utilizarlo para resucitar un mal antiguo no entendí casi nada más). Me fastidia porque no pude conectar con la historia ni con los personajes y, acabar el juego, se convirtió en una obligación, porque no tenía interés al no haber podido conectar como he comentado antes.

Como pequeño detalle, las mayúsculas no tienen tilde y en su lugar aparece un cuadrado blanco donde debería aparecer el carácter con tilde. Varios ejemplos son el reino de ‘Ártica’ o el objeto ‘Ánimo total’. Imperdonable.


Como bonus, pongo el video de introducción del remake del juego para PS2

Anuncios